Ciclos de alto rendimiento en la FP vasca
Imprimir
PDF

Ciclos de alto rendimiento en la FP vasca

Escrito por MEKA, Tolosaldea. on .

aula2Actualmente vivimos en una sociedad cambiante en la que nuestra red empresarial se ve envuelta en distintas circunstancias nuevas a las que debe hacer frente con los recursos de los que dispone.

La formación de los trabajadores y trabajadoras está adquiriendo cada vez mayor importancia y su cualificación excede de los meros conocimientos técnicos adquiridos en su proceso de aprendizaje, ya que cada vez están tomando más fuerza a la hora de trabajar los competencias transversales tales como la autonomía, iniciativa, capacidad para trabajar en entornos colaborativos y demás.

Así, para poder hacer frente a estos cambios que nos viene marcando el mundo laboral, la Formación Profesional del País vasco ha hecho una gran apuesta por el cambio metodológico en las aulas. Además de adquirir los conocimientos técnicos necesarios para los puestos de trabajo se ejercitan aquellas destrezas que el mundo empresarial actual demanda.

 

Los ciclos de alto rendimiento. La metodología ETHAZI

Los ciclos de alto rendimiento (ETHAZI) son la última apuesta de educación que viene impulsada por la vice consejería de Formación Profesional del Gobierno Vasco y liderada por Tknika. La filosofía de aprender haciendo tiene una relevancia esencial. Los alumnos trabajan a través de retos en los que se les plantean diferentes escenarios con los que se pueden enfrentar cuando accedan al mercado laboral. Serán los alumnos y alumnas los que tengan que dar una respuesta a la problemática planteada.

Con ello, se consigue que los estudiantes estén en el centro de su propio aprendizaje y que, de manera autónoma y colaborativa, adquieran todas las capacidades tanto técnicas como aquellas que hacen que el futuro trabajador tenga competencias en los entornos cambiantes en los que se ven inmersas la empresas actualmente.

No se trata de aplicar solamente las diferentes metodologías activas en el aula, sino que se trata también de enfocar en otra dirección todo lo que conlleva la gestión del contexto educativo y sobre todo en la de las personas involucradas en los centros de formación profesional (entendiendo como personas a los alumnos, profesores, empresas y diferentes agentes de la sociedad). En definitiva, afrontar este nuevo modelo metodológico implica cambiar los espacios educativos, el papel de los docentes y sobre todo el modelo de programar y establecer objetivos para el aprendizaje.

aula3

Meka Lambide Skola

Nuevos docentes, nuevas programaciones

El punto de partida está en la organización y planificación del equipo de profesores, que debe ser auto gestionado. Ellos serán los encargados de guiar a los alumnos de cada uno de los ciclos formativos participantes en el proyecto. Esto implica cambiar de manera brusca sus hábitos laborales, y aumenta de una manera importante la carga de trabajo, tanto por los requerimientos de formación que la metodología exige como la disponibilidad hacia los alumnos durante toda la jornada de trabajo, por lo que requiere un gran esfuerzo y motivación por su parte.

En cuanto a las programaciones, no se entiende que se trabaje por módulos, sino por retos diseñados para desarrollar todas las competencias (técnicas y transversales). Para ello, se debe realizar el mapa de competencias con todas las capacidades que se pretende que los alumnos obtengan. Estas provienen del currículo y también de la demanda de la sociedad. Las dinámicas de ejecución de los retos son dinámicas abiertas e inclusivas en las que se pretende que los alumnos y alumnas trabajen en grupos y sean ellos mismos los protagonistas y responsables de su proceso de aprendizaje.

Es conveniente que los retos sean lo más cercanos a la realidad posible y para ello juegan un papel importantísimo las empresas, tanto en la relación con los alumnos durante el reto como en la evaluación de las diferentes competencias desarrolladas.

Las aulas: escenarios de aprendizaje

En cuanto a las aulas y su distribución, las nuevas metodologías marcan nuevas necesidades en cuanto a los espacios de trabajo, que vienen marcados por las diferentes fases que contiene la propia resolución de los retos planteados a los alumnos. Los espacios están definidos para permitir al alumnado trabajar de forma más creativa y a su vez impulsar la colaboración.

aula1

Meka Lanbide Skola

Los espacios se adecúan a las necesidades de cada actividad para trabajo individual o en equipo y para diferentes tipos de tareas (clase magistral, presentación en el aula, documentación...).

Sobre este modelo de distribución de espacios, una de las estudiantes opina "la distribución del espacio es positiva. El hecho de que los de primero y segundo curso compartamos el mismo aula fomenta las relaciones entre nosotros"

Los estudiantes opinan

La puesta en marcha de un modelo como este implica cambios también en los hábitos de los alumnos y alumnas. Su evaluación y su análisis nos ayudan a tener otro punto de vista sobre nuestras propuestas. A continuación ofrecemos, de manera resumida los elementos más repetidos en el análisis que los estudiantes hacen de este modelo de aprendizaje.

  • No tener que preocuparnos de estudiar para los exámenes, porque al hacer los retos nos tenemos que buscar la vida para encontrar la información y de esta manera vamos aprendiendo poco a poco.
  • Aprender a gestionar el tiempo.
  • Aprender a ser autosuficiente.
  • Aprender a trabajar en equipo.

IMG 20170111 130404

Tolosaldea Lanbide Heziketa Institutua

Los puntos negativos

  • Cuesta adaptarse al principio a la metodología.
  • Las fechas de entrega son difíciles de cumplir.
  • Es más difícil gestionar el tiempo el segundo año, al salir del trabajo es complicado seguir con las tareas que han quedado pendientes en la escuela.
  • Trabajar en equipo puede crear conflictos

Resultados

A través de esta metodología, hemos potenciado el nivel de implicación y satisfacción del alumnado en cuanto al desarrollo de sus habilidades personales, y también la de las empresas por la preparación profesional adquirida por sus futuros trabajadores.

Lo más importante, con todo, es la satisfacción de ver como el alumnado, aun con dificultades al inicio, evoluciona de tal manera que se ven capacitados para poder ejercer en un futuro cercano en aquello para la lo que se están formando.

Si tratamos a los alumnos como tal, seguirán siendo lo que son, pero si los tratamos como nos gustaría que fueran, seguramente llegaran a ser como queramos que sean.

Autores / colaboradores:

meka    tolos tk fp         gob

logo home  intef  cniie  inee  logo leer  etwinning